Mantenimiento Correctivo

Mantenimiento correctivo de limpieza

Se conoce como mantenimiento preventivo o correctivo, las distintas operaciones que se realizan periódicamente para minimizar las averías, reemplazando los componentes o elementos antes de su deterioro.

En la historia este concepto surgió por la sencillez de las maquinarias, equipos y las instalaciones que existieron hasta la Primera Guerra Mundial. El mantenimiento correctivo era sinónimo de reparación de los sistemas, que presentaban averías de distinto tipo. La falta de mantenimiento puede afectar el rendimiento y también la eficiencia energética de los sistemas o instalaciones. Las empresas del sector de la limpieza realizan este servicio para mejorar los defectos, corrigiendo los mismos si fuese preciso y reparándolos en caso de necesidad.

La productividad mejora considerablemente cuando el mantenimiento es planificado, porque permite mejorar el rendimiento de los equipos en un 25%, además de reducir los gastos en reparaciones hasta un 30% y aumentar la vida útil en un 50%. Los fallos en los equipos se pueden evitar mediante la prevención que realizan las empresas, con acciones recomendadas por los profesionales del sector, quienes determinan las mejores condiciones operativas en cada caso.

El mantenimiento correctivo de emergencia tiene la característica de disminuir el costo de los daños y se realiza con celeridad para evitar deterioros materiales y humanos. Una gestión adecuada y eficaz en estas situaciones límites que requiere la intervención rápida del personal técnico para la puesta en marcha del equipamiento. Las actuaciones realizadas tienden a poner en práctica medidas fiables, para que no se presenten nuevas situaciones en los mismos equipos.

Tipos de mantenimiento correctivos de limpieza

Las tareas más relevantes en esta clase de servicios que ofrecen las empresas del sector, son entre otras:

Revisión periódica con la correspondiente inspección y puesta a punto de las instalaciones en temporadas estacionales, a través de los ajustes necesarios.

Mantener actualizado el inventario de los diferentes sistemas del edificio o empresa.

Visita mensual de las instalaciones para proceder a la revisión, limpieza de filtros, cambio de piezas desgastadas, control de consumos, cambios de aceites o lubricantes y otras acciones relacionadas.

Revisión al inicio de cada temporada de los sistemas informáticos con que cuenta el edificio.

Control de calidad de los procedimientos de ejecución de los servicios que se brindan en el lugar, cumpliendo con el método de mantenimiento correctivo.

Realización de las órdenes de trabajo, actas de inspección y partes mensuales, que se entregan en soporte informático a los propietarios.

2.6 (51.43%) 7 votos
Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver cualquier duda que tengas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies