Empresas de limpieza en Madrid

Consejos para la limpieza de fin de obra

16 Febrero 2017

Cómo acometer la limpieza después de una obra

Para realizar una limpieza urgente deberás ordenar muy bien los pasos a seguir y las fases de esta tarea, pues del procedimiento lógico dependerá que todo el trabajo lleve más o menos tiempo y el resultado sea de la calidad que requieres.

Probablemente ante la finalización de una obra de reforma en tu oficina o empresa necesites ponerla a punto y en situación de productividad lo antes posible, puede que en no más de 24 o 48 horas. Las empresas de limpieza de oficinas tienen estos trabajos bien pautados, con la correcta secuencia de las prioridades y procedimientos, estudiados para que todo el proceso finalice perfectamente y en el tiempo estimado.

consejos limpieza tras obra

Cuando se trata de una limpieza urgente por finalización de obra o por obra nueva, los elementos a limpiar en primer lugar serán techos, paredes, suelos, y ventanas y puertas. En caso de que haya permanecido mobiliario en la oficina, se deberá colocar después de la limpieza de los elementos mencionados, y limpiarlo en último lugar, una vez colocado en los puestos de trabajo correspondientes.

Eliminar el polvo de la obra

La limpieza de obra básicamente debe eliminar el polvo, restos de materiales de construcción, yeso, cemento, restos de plásticos o de cables, todo lo relativo a reformas u obra nueva entregada. Estas limpiezas conllevan además una exhaustiva limpieza de cristales, suelos de terrazo o de mármol, suelos de madera o parquet, limpieza de azulejos y sus juntas, eliminando restos de materiales de la obra reciente y polvo de yeso o escayola, limpieza de los sanitarios, limpieza de elementos de aluminio o acero y de cualquier superficie sintética.

Si la oficina tiene suelos de mármol o terrazo, o sintéticos, será muy conveniente que la empresa contratada disponga del material y equipos adecuados para su pulido, como es la máquina rotativa pulidora y abrillantadora, que dotará de un aspecto magnífico al espacio una vez realizada toda la limpieza.

Como productos específicos, serán suficientes los desincrustantes para materiales tipo cemento, disolventes para restos de pinturas o barnices, o sencillamente algún producto desengrasante para el mismo fin; limpiadores jabonosos y amoniacales para los cristales; productos desinfectantes y abrillantadores para los sanitarios.

Después de una obra, uno de los aspectos inevitables con que nos encontraremos es el polvo que se ha generado por la misma, y que se ha depositado en todos los lugares y rincones, el llamado polvo de obra. Es importante que para su completa eliminación se utilice un aspirador profesional con filtros especiales HEPA, que atrapan todas las partículas de la superficie y del ambiente, de esta forma no nos volveremos a encontrar con el mismo problema al día siguiente, como sucede a veces, y evitaremos riesgos para la salud como las típicas alergias.

Las empresas especializadas en limpiezas de fin de obra cuentan con todos los medios técnicos más avanzados para limpiar y retirar todos los restos de obra en una oficina reformada o de obra nueva, colaborando a que la actividad laboral se reanude en el menor tiempo posible y en las mejores condiciones ambientales para los trabajadores. Está demostrado que un ambiente de trabajo limpio e higienizado redunda en una mayor productividad y ejerce una acción positiva en las personas, favoreciendo su actitud y motivación.

Más información