Empresas de limpieza en Madrid

Limpieza de fregadero y nevera

28 noviembre 2016

Consejos para limpiar a fondo la nevera y el fregadero

Si llevas meses y meses trabajando sin descanso y por fin se acerca el día en el que por fin gozarás de unos días de vacaciones deberías tener en cuenta que además de organizar correctamente tu maleta, tendrías que reservar un día para limpiar determinadas partes de tu hogar.

Esta jornada no sólo te servirá para dejar todo en perfectas condiciones sino para que además agradezcas el estado de tu hogar cuando regreses.

Si estás de acuerdo con nuestra opinión entonces es el momento de que sigas leyendo. Como empresa de limpieza en Madrid, te daremos unos consejos para su limpieza.

consejos limpiar nevera y fregadero

Prestar atención a determinadas partes

Hay determinadas partes de la casa a las que hay que  prestar especial atención porque pueden producir olores indeseados en tu ausencia. Nos referimos principalmente a algunos de los elementos de tu cocina como son el fregadero o la nevera.

Aquí te damos una serie de consejos para que tengas estas dos partes correctamente limpias para que puedas disfrutar de los días de descanso que te mereces.

  • Limpieza del fregadero: Elimina cualquier resto de comida que se haya atascado en el desagüe para evitar los malos olores y la posible llegada de algún “bicho” indeseado. El vinagre blanco es un potente desinfectante por lo que puedes empapar una esponja y pasarla cuidadosamente por todo el fregadero. Déjalo actuar unos minutos y después acláralo con abundante agua.
  • Limpieza de la nevera: Te recomendamos que aproveches para dar una limpieza profunda a tu frigorífico antes de tu partida:
    • Vacíala completamente y desenchúfala: Procura consumir todos los alimentos que sean perecederos antes de que te marches.
    • Saca todas las baldas y las cubetas del interior de tu nevera y lávalas en tu fregadero (o en tu bañera en el caso de que sean muy grandes) con un estropajo en el que hayas echado lavavajillas. Después acláralo todo con agua y sécalo con una bayeta.
    • Enjabona otra bayeta y limpia todas aquellas gomas y juntas de las que se componga tu frigorífico. Aprovecha esta ocasión para acabar con la suciedad de estos rincones a los que se accede tan difícilmente porque son muy propensos a la acumulación de restos de suciedad.
    • Friega el interior de la nevera. Puedes utilizar algún producto indicado especialmente para este electrodoméstico pero te sugerimos que optes por limpiadores naturales como el limón o el vinagre. De esta manera reducirás la posibilidad de que se queden olores químicos indeseados.
    • Limpia tu frigorífico por el exterior. Recuerda retirar aquellos imanes que tengas en la puerta para que la limpieza sea uniforme. Una mezcla de agua con un chorro de amoniaco perfumado puede ser una gran solución para eliminar los restos de grasa.
    • Vuelve a colocar las baldas y cubetas y enciende de nuevo tu nevera.

Atención al detalle

¡Que no se te escape ni un solo detalle! Al acabar todas las tareas aquí mencionadas revisa una vez más que no haya ningún elemento que pueda ocasionar suciedad o malos olores. No sólo hay que prestar atención al frigorífico sino que también deberás asegurarte de que no te dejas ninguna prenda dentro de la lavadora, ninguna pieza de tu vajilla en el fregadero y ningún alimento dentro del horno o del microondas.

Tira toda la basura y no te olvides de limpiar a fondo otra de las partes más importantes de tu casa, el cuarto de baño.

Tampoco tienes que olvidarte de lavar toda tu ropa ¡Lo agradecerás!

Más consejos