Empresas de limpieza en Madrid

Cómo limpiar tu toldo

24 julio 2017

Consejos para mantener limpio el toldo

Cuando llega el verano, es recomendable tener a punto en cuanto a mantenimiento y limpieza los toldos de nuestras ventanas, terrazas, áticos, jardines o patios. Son elementos que nos protegen del sol y el calor, y que mantienen nuestras casas a una temperatura agradable, a varios grados menos que si no hubiera instalado toldo. El toldo es además un elemento que proyecta una imagen decorativa de la finca, por lo que es importante elegir y consensuar el modelo de tela más adecuado, para que toda la fachada guarde la misma estética, y mantenerlos en las mejores condiciones de mantenimiento y limpieza a lo largo de su vida útil.

consejos de limpieza de toldos

Limpiarlo cada cierto tiempo

Uno de los elementos que más ensucian los toldos es la contaminación ambiental, producto principalmente de la combustión de los motores de vehículos, además de otros factores como suciedad de los pájaros, polvo procedente de obras, restos de suciedad arrastrados por la lluvia desde pisos superiores, etc.

Será conveniente realizar limpiezas ligeras cada cierto tiempo, para evitar acumulaciones importantes de suciedad en los toldos. Si se trata de toldos instalados en ventanas de pisos altos de fachada exterior, te recomendamos que los limpies con un cepillo mojado en agua jabonosa, y para lavar la parte externa de la tela, a la que no tienes acceso desde fuera por la altura, irás limpiando justamente la zona de enrollado, desde dentro y con total seguridad, mientras vas desenrollando despacio, y limpiando esa cara externa del toldo sobre sí misma, como si limpiaras de un lado a otro el rollo de tela; con un poco de paciencia, verás que no se tarda mucho tiempo en ir desplegando y limpiando de esta forma toda la tela.

La cara interna es más sencilla, una vez extendido completamente el toldo, vas limpiando toda su superficie con el cepillo, si no llegaras a toda su extensión puedes colocar el cepillo sobre pértiga. Después de la pasada con agua y jabón deberás aclarar con agua limpia, y dejar que seque extendido. En caso de que el toldo de a un patio o terraza por lo que esté más accesible, se puede limpiar por ambas partes, especialmente por la externa, de la misma forma que hemos indicado, y ayudándose de unas escaleras si es preciso.

En estos casos, si el toldo es grande y está en un patio o terraza privados podemos utilizar una manguera para su mejor aclarado. Cuando esté bien seco, se pasará la aspiradora por zonas más inaccesibles de su mecanismo y cofre, pues a veces se acumulan restos sólidos o insectos en estos resquicios.

Eliminación de manchas

Para manchas localizadas y muy adheridas, como las que dejan las palomas, se pueden pulverizar previamente con amoniaco y agua, dejando actuar y frotando después con un cepillo enjabonado, aclarando con agua. Es un sistema sencillo con el que desaparecerán seguro.

En toldos de comercios, establecimientos, o tiendas que acumulan mucha suciedad con la temporada por estar muy cerca de la calle en zonas muy transitadas y en la parte baja de los edificios, se deberá sacudir o aspirar previamente toda la suciedad y polvo antes de la limpieza.

Para evitar que se forme moho que pueda dejar manchas mucho más difíciles de eliminar recomendamos que el toldo seque completamente antes de enrollarlo de nuevo, y lo mismo cuando llueva y no hayamos podido recogerlos antes de la lluvia, habrá que esperar a que sequen bien.

Los toldos de material plástico o similar se limpiarán muy fácilmente con agua y jabón, en este material no se producen manchas complicadas al no ser textil. Los profesionales de la limpieza aconsejan realizar, al menos, una limpieza anual de los toldos, además del adecuado mantenimiento de su mecanismo, para alargar sus prestaciones y aspecto estético.

Más información