Cómo organizar la limpieza de primavera en 10 pasos

Organizar la limpieza de primavera: una tarea titánica que se convierte en sencilla con un poco de planificación.

La limpieza de primavera es una oportunidad inestimable para sacar el máximo partido a la limpieza y reorganización de tu hogar, de modo que las tareas rutinarias de limpieza de los meses más cálidos resulten más fáciles.

Organizar la limpieza de primavera en pasos sucesivos es esencial si se quiere completar toda la operación sin riesgo de olvidar algo y, sobre todo, sin sentirse abrumado por el esfuerzo, por ejemplo de la limpieza de cristales.

El secreto es organizar la limpieza de primavera de forma metódica, y que ese método se adapte a la casa y a las personas que van a hacer la limpieza.

LA LIMPIEZA EN PRIMAVERA


Planificación de la limpieza de primavera

Establecer una especie de plan paso a paso antes de empezar la limpieza general es esencial para tenerlo todo bajo control sobre la marcha.

En primer lugar, será bueno establecer si quiere proceder por habitaciones o por tareas. Por ejemplo, puedes elegir un día en el que limpies todas las ventanas y persianas y los radiadores de toda la casa. También puedes dedicarte a una habitación cada vez, realizando una limpieza a fondo de todos sus elementos.

Sea cual sea el método que elijas, es importante que repartas las tareas de manera uniforme a lo largo de varios días para que no te canses demasiado en un día y estés demasiado cansado para la limpieza del día siguiente.


¿Cuándo hay que hacer la limpieza de primavera?

Esto puede parecer una cuestión trivial, pero no lo es en absoluto. La limpieza de primavera se hace en los primeros días de calor, cuando se pueden mantener las ventanas abiertas durante mucho tiempo para ventilar las habitaciones.

No es necesario resolver todas las tareas de limpieza en unos pocos días: si la persona que tiene que limpiar la casa trabaja durante el resto de la semana, puede organizar la limpieza de primavera durante varios fines de semana en un mes.

Por otro lado, se puede optar por concentrar todo el esfuerzo en un fin de semana y disfrutar de una casa limpia en las semanas siguientes. Esta estrategia sólo es viable para las casas pequeñas en las que viven pocas personas.


Limpieza de primavera: ¿por dónde empezar?

El método más utilizado para organizar la limpieza de primavera es proceder por habitaciones y sólo pasar a la siguiente cuando la anterior esté completamente limpia. Siempre es aconsejable empezar por las habitaciones menos habitadas de la casa, como el dormitorio, dejando el baño y la cocina para el final.

Si hay alguna tarea especial, como el tratamiento de las manchas de moho o la eliminación de las telarañas, debe realizarse siempre antes de comenzar la limpieza normal de la habitación.


Limpieza de primavera: plan de 6 pasos

1 – Dormitorio: limpiar los colchones con una aspiradora o un limpiador de vapor.

2 – Ordenar todos los armarios: eliminar la ropa que no se usa y limpiar a fondo el armario

3 – Limpieza del salón: limpieza de las lámparas de araña; limpieza a fondo de las estanterías y librerías (moviendo los libros); limpieza de los sofás con aspiradora o limpiador de vapor.

4 – Limpieza del estudio/habitación de los niños: es fundamental ordenar y seleccionar los objetos que se conservan y los que se tiran (juguetes, correspondencia antigua, documentos viejos)

5 – Limpieza de la cocina: descongelar el frigorífico, ordenar la alacena y tirar los alimentos caducados, limpiar cuidadosamente el cubo de la basura y la zona donde se encuentra; limpiar el interior de los muebles, asegurándose de que no haya hormigas u otros insectos.

6 – Limpieza del baño: limpiar los azulejos con descalcificador y desengrasante; pulir los sanitarios y eliminar las manchas de cal y óxido; limpiar los grifos con descalcificador.

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver cualquier duda que tengas


    Call Now Button